Seguimos reclamando el fin de medidas dañinas no repaldadas por la evidencia científica en los protocolos escolares

La semana pasada fue intensa en diálogos y reuniones.

Nos recibió el director médico de atención primaria, Antonio Martínez, y el Concejal de Podemos, Miguel Saro. A ambos les damos la gracias por su escucha atenta y sensibilidad ante lo que planteamos.

A Antonio Martinez le planteamos aquello que forma parte de nuestras propuestas de cambio y que es una competencia más directa suya: Que en cantabria (única CCAA que procede así), los niños/as que inician síntomas en el centro educativo, no son valorados por una profesional sanitario para que sea éste, fruto de una valoración clínica, quien indique si necesita o no una prueba diagnóstica de COVID. Este mal proceder ha generado que a los niños/as se les haga pruebas diagnósticas y aislamientos (hasta que llega el resultado) injustificados (por gastroenteritis, cefaleas premenstruales etc)

A Miguel Saro le presentamos nuestro manifiesto y recorrido como plataforma. Como hemos hecho con otros grupos políticos, le hemos pedido que valore la presentación de una proposición no de ley. En este caso una proposición que inste al gobierno regional a adoptar los cambios en los protocolos de los centros educativos de primaria que reivinidamos en el citado manifiesto. Medidas que por otra parte ya tienen aprobadas muchas CCAA (algunas desde el año pasado).

Os mantendremos informados.