La pandemia duplicó los problemas de juego patológico y apuestas online entre los jóvenes, según Amat

La Asociación de Ayuda al Toxicómano asegura que el confinamiento tuvo repercusión en los afectados por adicciones

La Asociación Montañesa de Ayuda al Toxicómano (Amat) atendió a un total de 1.026 personas en 2020, un año en el que la pandemia y el confinamiento tuvieron efecto en los afectados por adicciones y en el que las consultas y problemas relacionadas con el juego se duplicaron, según el balance que ha hecho público este martes la organización.

Además, en 2020 se atendió a 513 personas en el programa de acogida, a 254 en el de inserción y a 241 familias de afectados, siendo esta última la cifra más alta registrada por la asociación en sus más de 30 años de andadura, ya que sostiene que las personas del entorno de quien sufre adicciones pueden ser un elemento «muy bueno» para trabajar en la rehabilitación.

A pesar de las restricciones sanitarias Amat no dejó de atender en ningún momento del año y se «reinventó» para que «ninguna persona se quedase sin su derecho a recibir tratamiento o rehabilitación». Así, prestó su apoyo de forma telemática, presencial, mixta e incluso a domicilio, y de este modo detectó problemas asociados a las adicciones, algunos derivados de la pandemia, como el confinamiento, el desempleo y la conflictividad familiar. Además, la asociación adaptó también sus talleres de prevención a una metodología a distancia con la que llegó a 800 alumnos.

Estos datos están recogidos en la Memoria de Actividades 2020 de Amat, que ha sido presentada este martes en rueda de prensa por el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada; la concejala de Bienestar Social, Laura Romano; y los representantes de la entidad, Alberto Marchante y Arantza Castañón. Estos últimos han indicado que el perfil de las personas que acuden a Amat sigue siendo «muy variado, sin que exista un denominador común», aunque actualmente «preocupan» especialmente los jóvenes en relación al «poli consumo» y los problemas con el juego patológico y las apuestas online, que se han duplicado en un solo año.

También han aumentado las adicciones a los videojuegos, lo que achacan al periodo de confinamiento y a un mayor contacto con las pantallas, y por lo que Amat ha adaptado también sus talleres de prevención a estas nuevas tendencias. «En tiempos de pandemia no podemos olvidar la otra pandemia silenciosa que estamos viviendo en torno a las adicciones», han sentenciado tras destacar que el covid «vino para cambiarlo todo» y la entidad se ha adaptado «como ha podido».

Retos de Amat

Así, según han señalado Castañón y Marchante, la asociación afronta ahora nuevos retos que se han puesto más de manifiesto con el covid para mejorar su atención, como trabajar en la digitalización y aumentar su espacio físico, ya que su sede de la calle General Castañeda «se ha quedado pequeña» y, aunque descartan mudarse, aspiran a poder contar con un local anexo.

Por último, el «gran reto» para este año es actuar con los jóvenes, que consideran «uno de los sectores más perjudicados» por la pandemia, que ha «parado de golpe sus vidas, sus relaciones, sus aspiraciones» y ha creado una «falta de expectativas» en un colectivo «vulnerable a las conductas adictivas».

Por su parte, el alcalde y la concejala han agradecido la «gran labor» de Amat a lo largo de su historia y sobre todo en un año «especialmente difícil» como el 2020, por lo que se han mostrado «orgullosos» de colaborar con esta asociación con la que el Ayuntamiento ha firmado este ejercicio un convenio de 70.000 euros.

Fuente eldiariomontanes.eshttps://www.eldiariomontanes.es/torrelavega/pandemia-duplico-problemas-20210608150414-nt.html