Dos organizaciones solicitan la apertura de los parques infantiles cerrados por la COVID-19: “Es una medida inútil”

“Es fundamental, tanto para evitar espacios cargados de aerosoles que pueden estar contaminados, como para que el cuerpo humano desarrolle y sintetice los elementos necesarios para afianzar su sistema inmunitario”

Ocho Pies y Portando futuro se apoyan en la evidencia científica para defender esta postura.

Las organizaciones Ocho Pies y Porteando futuro han emitido un comunicado exigiendo la apertura de los parques infantiles cerrados por la pandemia de coronavirus. “Ante esta situación”, detallan ambas asociaciones, se ha presentado una queja al Diputado del Común después de que a la pregunta de cuántos brotes se habían registrado en estos espacios, las autoridades canarias no articularan respuesta.

“De entre las medidas adoptadas, hay una que consideramos particularmente injusta, inútil e ilegal en cuanto que atenta contra los derechos de la infancia: la clausura de los parques infantiles al aire libre”, reza la nota de Ocho Pies y Porteando futuro.

La misiva prosigue con los argumentos esgrimidos por ambas asociaciones. En primer lugar, recuerdan que los parques son “uno de los pocos lugares seguros”, como ha insistido la comunidad científica durante la pandemia, priorizando los espacios abiertos y vigilando los recintos cerrados. “Los parques constituyen el único equipamiento que las administraciones ponen al servicio de uno de los derechos humanos más importantes de la infancia por el que han de velar, esto es, el juego y el esparcimiento”.

Además, creen que “cerrar los parques es, en consecuencia, una medida injusta, puesto que se ensaña sobre todo con los niños y las niñas más desfavorecidos económicamente”. La imposibilidad de realizar ejercicio físico vulnera otros derechos de la infancia, el derecho a la salud física y mental, ampliamente recogido en la Convención sobre los derechos del niño del 20 de noviembre de 1989 en su artículo 31.

“Es preciso recordar que, además de las posibles consecuencias psicológicas de esta draconiana medida, Canarias cuenta con unos de los índices de obesidad infantil más altos del Estado, uno de los principales riesgos para la salud de este colectivo especialmente protegido, que afecta fundamentalmente a las familias más desfavorecidas”, prosigue el comunicado.

Ocho Pies y Portando futuro también se apoyan en la evidencia de cómo se producen los contagios de coronavirus para defender la apertura de parques. “En estos momentos de crisis sanitaria el aire libre es fundamental, tanto para evitar espacios cargados de aerosoles que pueden estar contaminados, como para que el cuerpo humano desarrolle y sintetice los elementos necesarios para afianzar su sistema inmunitario”. Y recuerdan que los niños y niñas, según los estudios publicados hasta ahora, “no son grandes transmisores ni tampoco el principal grupo de riesgo”.

11 de abril de 2021
Fuente: eldiario.es