Demoledora carta de una alumna vasca: “Date una vuelta por mi clase y te lo explicaremos, señor director: vamos todos o no va nadie”

23/diciembre/2021

Querido director/a: Te escribo para aclararte que si alguno de mis compañeros no puede entrar en un museo, yo tampoco quiero ir. Si alguno de mis compañeros no puede ir al polideportivo a hacer gimnasia, yo tampoco quiero hacerla allí.

En mi casa me enseñaron que donde alguien de mi familia no es bien recibido, ese lugar no es conveniente para nadie. Y sí, mis compañeros de colegio y yo formamos una gran familia. Formamos un solo equipo, y solo jugamos el partido en aquellos campos que somos todos bien recibidos.

Sois los adultos los que tenéis la obligación de educarnos en inclusión y valores, pero escuchando los comentarios de mamás y papás, de mensajes recibidos por la dirección del colegio….creo que en este momento se os está olvidando.

Los adultos habláis solo de ese bicho llamado covid, que decís mata tanto, pero que no termino de entender, ya que alguno de mis amigos y yo lo hemos pasado como un simple catarro o incluso sin ningún síntoma. Que difícil entender que estoy enfermo, cuando me encuentro perfectamente!!! Intento, intento entenderlo pero no llego a comprenderlo. Lo que sí comprendo es que en mi clase, todos estamos más nerviosos, más intranquilos….no ver las emociones en el rostro de nuestros compañeros dificulta más la atención y las relaciones entre todos. A veces cuesta entender lo que dice la profesora desde detrás de esa mascarilla e incluso a veces sentimos que nos falta el aire.

Hoy quiero pedirle un gran favor, crea de una vez por todas un protocolo que nos proteja de tanta medida incomprensible, un protocolo que proteja nuestra salud emocional…porque éste bicho pronto se irá pero recuperar nuestra equilibrio emocional no será tarea fácil. Desde el principio de esta locura, no nos habéis cuidado y sois los adultos los que tenéis la única obligación hacia nosotros de protegernos por encima de todo. Y siento decirte que en el colegio no lo estáis consiguiendo, todos los adultos estáis suspendiendo esta asignatura, pero quizá aún estéis a tiempo de recuperarla y ayudar así a que crezcamos y lleguemos a ser adultos emocionalmente fuertes y sanos.

Para terminar te recuerdo que yo sólo iré donde todos mis compañeros sean bien recibidos. En mi clase hay un niño en silla de ruedas y este valor de todos a una lo tenemos muy integrado. Date una vuelta por mi clase y te lo explicaremos, señor director/a: vamos todos o no va nadie. Ojalá los adultos lo apliquéis también en vuestro mundo, así todo esto acabará mucho antes.

Vero Azkoitia

Fuente: http://euskalnews.com

Impactos: 443