La pandemia arrasa la salud mental de los menores: crecen un 50% las urgencias pediátricas por problemas psiquiátricos

La Asociación Española de Pediatría alerta de las consecuencias de la pandemia sobre todo en adolescentes, y destaca que se han ingresado hasta cuatro veces más pacientes en las unidades de psiquiatría infantil que antes de la primavera de 2020.

Efe Madrid — 2 de junio de 2021 13:10 h

La pandemia afecta de manera preocupante a la salud mental de los menores, sobre todo de los adolescentes, lo que se constata al incrementarse un 50% las urgencias pediátricas por problemas psiquiátricos y también al multiplicarse por dos los de anorexia. Además, los expertos auguran un repunte de las conductas suicidas. Desde el pasado otoño, los pediatras han visto cómo ha empeorado la salud mental de niños, niñas y adolescentes, algo que se dejó ver en las urgencias pediátricas con pacientes con malestar emocional y trastornos que se manifestaban con distinta sintomatología.

Son datos sobre los que la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha alertado este miércoles durante la presentación de su II Congreso Digital, que se celebra desde el 3 al 5 de junio y que reune a más de 3.500 pediatras que, entre otras cosas, abordan las consecuencias de la pandemia de la COVID-19 en la salud mental de los menores.

La presidenta de la Sociedad de Psiquiatría Infantil, Azucena Díez, ha explicado que las patologías que más han aumentado son los trastornos de ansiedad y los obsesivos, de los que alrededor del 70% evoluciona bien, pero hay otros menores que desarrolla episodios depresivos. La experta, haciendo referencia a un estudio del Hospital Sant Joan de Deu (Barcelona), ha indicado que se han incrementado un 50% las urgencias pediátricas por problemas psiquiátricos y ha asegurado que han tenido hasta cuatro veces más pacientes ingresados en las unidades de psiquiatría infantil que antes de la pandemia.

Incremento de los trastorno de conductas alimentarias en adolescentes

Díez ha señalado que tampoco se esperaba ver “una verdadera avalancha”, hasta el doble de casos, de trastorno de conductas alimentarias sobre todo restrictivos y, fundamentalmente, en chicas. Son adolescentes que deciden dejar de comer por aburrimiento, falta de estímulos o por un reto con una amiga y son cuadros de anorexia “mucho más graves” según la experta, ya que si antes de la pandemia con estas conductas las menores perdían alrededor de entre un 10 y 15% de su peso, ahora se estima entre un 30 y 35%. Son unos trastornos “tan severos” que ponen en riesgo la vida de las adolescentes que lo padecen.

Los expertos también han constatado un aumento de las autolesiones no suicidas como cortes y arañazos, entre otros, que “no siempre se relacionan con una patología concreta” y que surgen como forma de expresar el malestar. Las consultas también han aumentado de forma muy notable por estos motivos. Los expertos auguran un “repunte de las conductas suicidas” y mayor representación del suicidio como causa de muerte en personas jóvenes.

El suicidio es la segunda o tercera causa de muerte entre los menores de 21 años y la tercera en la adolescencia, una situación que “probablemente va a empeorar”, valora la presidenta de la Sociedad de Psiquiatría Infantil. Por ello, se pide aprobar e implementar la ley del suicidio con apartados específicos para esta población.

Ante esta realidad, las propuestas de la AEP para reducir el impacto psicológico de la pandemia en niños, niñas y adolescentes pasan por mejorar los servicios de psiquiatría y salud mental, garantizar que todos los y las estudiantes se reincorporen el curso que vienen de forma presencial al cien por cien, fomentar las actividades extraescolares y el ejercicio físico. Además, se pide el reconocimiento de la especialidad de psiquiatría de niños y adolescente, ya que España es el único país de la UE que no la tiene.

Para la presidenta de la AEP, María José Mellado, es imprescindible la prevención, destinar fondos y resolver el déficit “importantísimo” de pediatras en el Sistema Nacional de Salud. “Estamos avisando de que esto se puede prevenir, lo que nos va a venir encima”, ha recalcado Mellado, ya que los adolescentes de hoy serán la generación futura. Por eso, la presidenta de la AEP, que también ha destacado que con la pandemia ha aumentado la violencia intrafamiliar, ha insistido en la labor que deben hacer las instituciones para abordar y prevenir el problema de la salud mental en los menores.

https://www-eldiario-es